Paella de mi mami

No os lo vais a creer, la de veces que he visto como preparaba mi mami esta receta y nunca en mi casa me había lanzado a hacerla.

Mi mami es de un pueblo de Ciudad Real, pero desde muy pequeña ha vivido en Madrid, por lo que las costumbres gastronómicas en mi casa son muy variadas.

Sabemos que la paella es típica en Valencia, pero la de mi madre que es manchega no tiene nada que envidiar.

En este caso hemos hecho una paella sencilla y con solo 4 ingredientes sale buenísima.

No hemos puesto pollo, porque a mi marido no le gusta la carne, hemos aprovechado unos huesos de rape que teníamos en el congelador.

Para poder hacerla tuve que comprarme una paellera el otro día porque cambie de cocina y no tenía una especial inducción.

De verdad, animaros, con 4 ingredientes básicos puedes hacer una paella para chuparte los dedos. Es muy sencilla, ya lo vereis!!

Ingredientes para 4 personas:

– 6 mejillones

– 150 grs gambas crudas grandes

– 200 grs de chirlas

– Huesos de Rape ( Mi rape era muy grande)

– 1 cebolla de figueres pequeña

– 1 pimiento rojo tipo italiano

– 1 diente de ajo grande

– sal al gusto

– aceite de oliva para freir

– 6 1/2 “puñaos de arroz” = 390 grs >> el “puñao” de mi mami equivale a 60 grs (arroz redondo)

– colorante alimentario ( podeis usar azafrán natural)

– 1 1/2 pastilla de avecrem de pollo

– agua apróx. 2ltrs

Preparación:

En una olla pequeña ponemos las cáscaras de las gambas que hemos pelado y los mejilones con un poco de sal y dejamos hervir. Este agua colada la iremos añadiendo después a nuestro arroz para darle gusto.

Preparamos los huesos de rape, cortándolos a trocitos, la cebolla bien picadita, el ajo y el pimiento en tiras.

Cubrimos una sartén con un poco de aceite de oliva para freir, echamos primero las chirlas y una vez abiertas las reservamos en la paellera, después doramos la cebolla y el ajo, echamos el pimiento y seguidamente los huesos de rape y un poquito de sal, damos unas vueltas y directos a la paellera con aceite y todo. Tiramos la pastilla de avecrem, el arroz y el colorante o azafrán. Movemos y vamos echando poco a poco el caldo de las cáscaras de las gambas y mejillones con un colador por toda la paella. Cuando hierve un poquito, colocamos las gambas con algo de gracia y los mejillones.

Se tiene que ir vigilando que se vaya haciendo por todos lados e ir moviendo la paellera, si como en mi caso no le llega a todos los sitios el calor.

Probamos un poco de caldo para saber si echamos más pastilla o sal, que añadimos a gusto con el agua de la olla de las cáscaras de las gambas y mejillones. Èsta se echa según veamos, para evitar que se nos seque o queme antes de tiempo.

El arroz se prueba y cuando está al gusto del cocinero se sirve.

Es difícil contentar a todos los comensales, pero esta creo que agradó a casi todos porque nadie dejó ni un grano en el plato.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s