Tarta de Chocolate chocolateado!!

image

Hace mucho que no estoy por aquí y tengo mogollón de recetas por colgar. Os colgaré esta primero que la tengo más fresca.

La tarta era para una compi y me la pidió que fuera integramente de chocolate. Yo quizás hubiera elegido un bizcocho con sabor mandarina, sin chocolate y más esponjoso, pero tenía que tener en cuenta el peso del coche de fondant, si era demasiado esponjoso se hundiría. Era para un peque que le gusta la peli de Cars, por eso me decanté por el Rayo Mcqueen, que para ser mi primera figura de modelaje, sin ningún curso previo ni nada, creo que quedó bastante bien.

Espero que alguien se anime a hacer la tarta y después me cuenta!! Tiene muchos pasos pero vale la pena. Yo no pruebo casi nunca el dulce, no puedo comer nada de azúcar, instrucciones del médico y además tengo que hacer dieta, jeje. Por eso siempre mi conejillo es mi marido.

Ingredientes:

280 g harina de repostería
una pizca de sal
una cucharadita de postre de levadura tipo Royal
250 g mantequilla pomada
220 g azúcar moreno
180 g azúcar blanco
4 huevos L a temperatura ambiente
2 cucharaditas de postre de esencia de vainilla (yo utilizo vainilla en pasta)
125 g chocolate negro taza
250 g buttermilk (Yo la compro en el Alcampo)

nota: podéis preparar buttermilk mezclando 235 ml leche con 15 ml de zumo de limón. Lo dejáis reposar 10 minutos y la tendréis lista para usar.

Para el almíbar:

50 g agua
50 g azúcar
2 cucharaditas de postre de café soluble, yo en este caso utilicé Nesquik.

Para la trufa:

320 g chocolate negro
270 ml nata 35% m.g.
70 g mantequilla

Cobertura de chocolate:

50 ml. de agua
225 grs. de nata para montar
300 grs. de azúcar
100 grs. de cacao puro en polvo
12 grs. de hojas de gelatina (unas 7 láminas del tamaño que se ve en la foto)
Si solo vas a cubrir una tarta, con la mitad de ingredientes tendrás suficiente, depende del tamaño. Si sobra siempre podrás utilizarlo para otras cosas.

Elaboración:

1. Calentamos el horno a 180 º C, calor arriba y abajo.
2. En un bol, fundimos el chocolate al baño maría y lo reservamos.
3. Tamizamos la harina y la mezclamos con la sal y la levadura Royal.
4. Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar y la vainilla hasta lograr una crema suave.
5. Añadimos los huevos, de uno en uno. No añadiremos otro hasta que el anterior se haya integrado en la masa.
6. Incorporamos el chocolate y batimos 1 minuto más.
7. Añadimos la harina en 3 veces, alternando con el buttermilk. Es decir, añadimos un tercio de la harina y batimos, luego la mitad del buttermilk y batimos, otro tercio de harina, etc.
8. Dividimos la masa en 2 moldes de 20 cm de diámetro (forro el fondo de papel de horno para sacar una base perfecta y los laterales con spray anti adherente o con mantequilla) y hornearemos unos 35 minutos.
9. Una vez los bizcochos estén fríos, los envolvemos en papel film y los reservamos en la nevera hasta el día siguiente. De esta forma, dice que mejora su textura.

Para la trufa:

1. En un bol resistente al calor, ponemos el chocolate en trozos y añadimos la nata hirviendo.
2. Removemos hasta que todo el chocolate se deshaga e incorporamos la mantequilla. Mezclaremos bien para conseguir una mezcla homogénea.
3. Reservamos en un lugar fresco hasta que la necesitemos. No la metáis en la nevera o se endurecerá demasiado. Aunque si tienes prisa puedes meterla e ir probando hasta que se pueda montar con la kitchen o cualquier aparato con varillas.

Para montar la tarta:

1. Preparamos el almíbar: en un cazo calentamos el agua y el azúcar hasta que hierva. Lo retiramos del fuego y añadimos el café o nesquik. Dejamos enfriar.
2. Bañamos la capa superior de cada bizcocho con el almíbar.
3. Rellenamos y cubrimos los bizcochos con la trufa. En este caso yo hice una cobertura de chocolate como el de la sacher, estoy bastante contenta porque fue mi primera vez y quedó como un espejo. Tal y como sugieren, bien brillante.

Elaboración para la cobertura:

Ponemos en un recipiente con agua fría la gelatina a hidratar. En un cazo ponemos los 50 ml de agua junto con la nata y el azúcar hasta que alcance los 100º, cuando ha llegado a esta temperatura añadimod el cacao y la gelatina bien escurrida. Lo integramos bien removiendo y lo he dejamos enfriar un poco para después batirlo con la Kitchen. Cuando la temperatura marca los 36º lo echamos sobre el bizcocho, que tenemos en una rejilla con una bandeja debajo, echamos por arriba y el chocolate por si solo ya lo cubre todo. Si se quiere podemos recubrir los laterales con almendra crocanti o almendra laminada.

Anotaciones a tener en cuenta:

El ganaché de chocolate es algo muy sencillo de hacer y que da muy buenos resultados a la hora de trabajarlo para cubrir (o rellenar una tarta) y para hacer decoraciones con la manga pastelera. Hacer un ganaché es, en principio, algo sencillo pero tiene su técnica, como en todo lo que es repostería. Hoy os voy a dar unos consejos para que podáis obtener un ganaché brillante, untuoso y muy muy rico. Lo sencillo es mezclar la misma cantidad de chocolate que de nata para montar, es decir, por ejemplo 250 gr. de chocolate de postres con 250 ml. de nata para montar. Pero para lograr un mejor resultado nos debemos fijar en el porcentaje de cacao que tiene el chocolate, pues de él dependerá la cantidad que vamos a necesitar. Por ejemplo, para cubrir una tarta de 20-22 cm de diámetro haremos una mezcla con 300 ml. de nata para montar (ya sabéis, con un mínimo de 35% de materia grasa) y lo mezclaremos con una cantidad de chocolate que dependerá de su contenido en cacao.

Si utilizamos…

Chocolate negro al 70% de cacao, necesitaremos 200 gr.
Chocolate negro al 60% de cacao, necesitaremos 270 gr.
Chocolate con leche al 40% de cacao, necesitaremos 450 gr.
Chocolate blanco al 35% de cacao, necesitaremos 600 gr.

La cantidad de nata es la misma para todos los tipos de chocolate.

Para hacerlo es tan sencillo como…

Versión rápida:
Picar el chocolate y reservar (si es en pepitas pequeñas no hace falta, claro). Poner la nata en un cazo, llevarla a ebullición y apagar el fuego. Añadir el chocolate y remover hasta que se derrita y la mezcla se haga homogénea. Dejar enfriar hasta conseguir la textura adecuada. Una vez frío, lo podemos montar con las varillas para conseguir una textura más esponjosa.

Versión “profesional”:
Picar el chocolate y derretirlo al baño maría o en el microondas a baja potencia (500W) y tiempos cortos, removiendo de vez en cuando. Reservar.
Colocar la nata en un cazo y llevarla a ebullición. Una vez rompa a hervir, apagar el fuego.
Verter un tercio de la nata hirviendo sobre el chocolate derretido y, con la ayuda de una espátula, mezclar enérgicamente haciendo círculos para crear un “núcleo” elástico y brillante.
Añadir otro tercio de la nata de la misma forma y, cuando esté bien incorporada, añadir el resto de la mezcla de la forma indicada.
Por último batir con la batidora de varillas para alisar y homogeneizar, y darle volumen.

Unos consejillos…

– Si quieres utilizar el ganaché como cobertura, viértelo en caliente directamente sobre el bizcocho o postre a cubrir. De esta forma obtendrás un acabado liso. Vierte el ganaché en el centro y deja que resbale por los laterales. Eso sí, coloca el bizcocho sobre una rejilla y pon debajo un plato o un papel vegetal para que recoja el chocolate que se escurrirá de la tarta.

– Si quieres utilizarlo como relleno, deja que se enfríe a temperatura ambiente (tardará 1 o 2 horas) y de este modo obtendrás la consistencia suficiente para poderlo extender con una espátula.
El ganaché de chocolate blanco necesitará algo más de tiempo en coger consistencia, yo la dejo una noche en la nevera.

– Si se te ha quedado dura… introdúcelo en el microondas unos segundos y mezcla bien para obtener la consistencia que deseas.

– Cuando te sobre ganaché, cúbrelo bien con papel film o en un recipiente hermético y guárdalo en un lugar seco y oscuro.

– Añade un poco de miel a la nata, le aporta un sabor muy rico y le da untuosidad. Bastará con unos 50 gr. de miel para los 300 ml. de nata.

– Añade un poco de esencia de vainilla y verás cómo aumenta el sabor del cacao.

– Lo puedes aromatizar con naranja, algún licor… improvisa.

Un estupendo consejo…

Para una tarta de chocolate lo mejor es darle una primera capa de ganaché frío, alisando la superficie con una espátula, y dejar enfriar unas horas en la nevera. Después derrite un poco de chocolate y viertelo en caliente sobre la capa de ganaché. Verás que la tarta queda lisa y brillante.

Venga animaros!!!

Fuentes:

Misthermorecetas.com

Dulcinenca.com

Laaldeadeldulce.wordpress.com

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s